The Beast And The Beauty


Película: The Beast and the BeautyTítulo original: Yasuwa minyeoDirector: Lee Gye-ByeokGuionistas: Han Jeong-Hyeop, Hwang Jo-YunIntérpretes: Ryoo Seung-Bum, Shin Min-Ah, Kim Kang-Woo, Ahn Kil-Kang, Ahn Sang-Tae, Yun Jong-ShinNacionalidad: CoreaGénero: Comedia, romanceAño: 2005Duración: 102 min.Puntuación: 6Reseña: Dong-Gun es un doblador de cine cuya especialidad es la interpretación de personajes de bestias, ya que sabe imitar a la perfección los rugidos que emiten estos animales. Haciendo analogía de su trabajo, Dong-gun se siente una bestia, ya que durante años ha estado acomplejado por su físico. El protagonista de esta película tiene una pequeña cicatriz en la frente y además no es tan atractivo como otros hombres, por ello él se siente un chico feo pero realmente es una persona con un físico normal.
Casualmente mientras conducía en coche, Dong-gun conoce a Hae-Joo, una chica ciega y muy atractiva de la que se enamora a primera vista. Dong-gun y Hae-Joo empiezan a salir y su relación va viento en popa hasta que un día Hae-Joo recibe la noticia de que ha aparecido un donante y podrá recuperar la vista.
En vez de alegrarse porque su novia dejará de ser ciega, a Dong-gun le entra un ataque de pánico debido a su complejo. Dong-gun se describió como un joven atractivo y ahora teme que, cuando su novia le vea por primera vez, acabe dejándole al no gustarle su aspecto físico. Por este motivo, una vez que Hae-Joo es operada, Dong-gun demorará su encuentro con excusas varias, pero en ese tiempo una tercera persona entrará en la vida de Hae-Joo.
Del trío protagonista, la actriz Shin Min Ah es la más conocida gracias a sus trabajos en películas como A Bittersweet Life, My Mighty Princess o The Naked Kitchen. En el terreno televisivo, Shin Min Ah también ha protagonizado doramas como A love to Kill o My girlfriend is a Gumiho, entre otros.
The Beast and the Beauty es una comedia coreana que tiene algunas escenas muy divertidas, pero realmente no son esos los momentos que más se repiten durante la película. De hecho, su duración es demasiado extensa para un argumento tan simple, puesto que da demasiados rodeos a una situación que podría resolverse rápidamente o quizás haberla hecho más amena introduciéndole más situaciones divertidas.
En definitiva, es una película entretenida que sigue la línea de 200 Pounds Beauty, ya que ambas se centran en la importancia del atractivo físico, la inseguridad de sus protagonistas en sus relaciones y, finalmente, envía el típico mensaje en el que el interior de las personas es más importante que el exterior.